martes

EL AUTOR DEL BLOG SE DEFINE

            Decía mi Madre, Cándida, la cual venía de una Familia que siempre fue dotada del (PES) Percepción Extra-Sensorial, que yo, y en aquella casa de vecinos de la calle Regla Sanz número 9, en el Barrio León de Triana, y a la hora de las Doce en punto de la noche de un Quince de Enero, vendría con  los ojos del Azul del barro del Aljarafe, el cual era debilidad de Montalbán. Rubio como el color predilecto de Ramos Rejano. Nervioso como el taconeo de Antonio Triana, y, aunque no se dedicará al Flamenco, traerá un llanto que nos recordará la Soleá del Zurraque.

Y no andaba muy descaminada, ya que, si bien es verdad que mi vida no se dedicó al Flamenco, si es cierto que dentro de mis debilidades, como aficionado, a muchos de los lenguajes del Arte, el “Cante” no podía faltar.

            Y fue así como, desde una proyección absolutamente autodidacta, dada mis inquietudes artísticas en casi todos los órdenes, comencé desde muy joven con la atrevida práctica de la Fotografía Instantánea para pasar definitivamente a la Artística. Más tarde llegaría la Universidad Laboral y con ella, y una debilidad por la asignatura de la Lengua, me llegaría el gusanillo de la Poesía.

Transcurrido un tiempo, nuevos horizontes se me abren, y aparecen en mi forma de pensar, debido a las enseñanzas de mis mayores, la Investigación en diferentes campos: la Historia, la Ciencia y con ella la Meditación y la Reflexión acerca del Universo que me rodea. El resultado de todo ello: una prolífica obra Literario-Poética, en la que no faltarán ninguna de esta parcelas, encontrándose enriquecida además con la Novela.

Mientras todo esto ocurre, nuevas inquietudes me llevan de la mano y al mismo tiempo, a otros campos de las Artes, y es entonces cuando despierta en mi interior la necesidad u osadía de colocarme ante un lienzo o una tabla y pintar o, de meterme en mi taller de nuestra casa en la sierra y comenzar a echarle horas y horas a la Escultura.

En paralelo con mi profesión como Técnico en Iluminación, y empujado, tanto por la, ya mi nueva, Familia así como por algunas amistades conocedoras de mi obra, me lanzo a la rueda de los certámenes y las exposiciones, tanto individuales como colectivas, consiguiendo algún que otro galardón en cada una de las parcelas artísticas.

Mi inclinación hacia el Universo Espiritual, me lleva, durante tres años, a la realización de un programa Radiofónico en Radio Sur Andalucía y otras emisoras, dedicado a las Ciencias Ocultas. Al mismo tiempo que escribo en la Revista TRIANA, y convertido en Pregonero a principio de los setenta, repartiré esta actividad tanto fuera como dentro de la provincia siendo Triana a la que le dedicaré mi mayor atención en razón de la demanda de mi propia gente; una gente que, no sólo me otorgará el título de  “Trianero de Honor”, sino que, posteriormente, me dará la oportunidad de poder realizar un sueño: el Pregón de la Velá de Santiago y Señá Sant´Ana. Triana, a la que a lo largo de mi trayectoria le dedicaré mi obra “Triana Eterna”, y a la que tendré siempre presente en diversos trabajos literarios.


Nací en el Cuarenta y cuatro;
Enero, fría mañana,
Mis padres así lo vieron
Asomados a la ventana
Cuando hasta aquí se vinieron
Desde su tierra Huelvana,
Y entre los dos decidieron
Ya camino de la cama:
Éste, será Trianero,
A ver esa Gracia Serrana.

Sus deseos se cumplieron
Al amparo de Sant´Ana.
De él me queda el recuerdo.
De ella todas las ganas
De seguir agradeciéndole
Que me pariera en Triana

De Encinasola mi Madre
Y mi Padre de Aracena:
Mi corazón de Triana
¡Qué sangre tienen mis venas!